Mi Voluntariado en Colombia

Noticias del Voluntariado



Annika OlmaA pesar de las dudas de mi familia acerca de mi seguridad, decidí venir a Colombia para hacer un Voluntariado, con ayuda de un programa de intercambio. Y aquí estoy, muy contenta.

He mejorado mi español y día tras día me he acostumbrado más a la ciudad, de manera que puedo coger bus sola a pesar del tráfico bogotano (que me parece todo desordenado y desde mi país no podía imaginármelo). En la mañana, apenas salgo a las calles de Bogotá, me despierto dando saltos sobre los baches y charcos, y el conductor maneja como un loco. Siempre ubico mis piernas en el corredor, para que no me duelan las rodillas, porque mis piernas no caben si me siento normalmente.

Mi voluntariado me gusta mucho porque el trabajo que realizo es muy diverso. En el barrio Minuto de Dios, realizamos una guía con el Museo de Arte Contemporáneo para la comunidad, trabajé con personas en condición de discapacidad, enseñé inglés a niños en la localidad de Suba, con el equipo del voluntariado organizamos un encuentro navideño con familias en Facatativa y reunimos donaciones como regalos para todos los niños y refrigerios para las familias de la Fundación Colombia Unida. Además, en la actualidad hago un refuerzo de inglés con una estudiante invidente de UNIMINUTO.

De otra parte, me encanta la familia que me recibió en Colombia. Me acogieron tan calurosamente y me siento como una hija, hermana, sobrina y prima. ¡El cariño de los colombianos me fascina!

¡Es increíble cómo pasa el tiempo! Ya estoy acá desde hace 6 meses. Sin embargo creo que mi vida colombiana comienza ahora mismo. Acerca de mi voluntariado, tengo proyectos nuevos que quiero realizar durante la segunda mitad de este año aquí en Colombia.

También me quedan solo 6 meses más para perder los 6 kilos que subí durante mi primer semestre acá por la comida colombiana, pero la verdad ¡esto me parece imposible por todos los pasteles de yuca, empanadas, arepas y chocorramos en las esquinas de la calle!

Les invito a todos ustedes a acompañarnos en nuestro equipo del Voluntariado UNIMINUTO para que seamos más fuertes, todos tirando de la misma cuerda, siendo conscientes de nuestra Responsabilidad Social. Teniendo una experiencia impagable, valiosa e inigualable que nadie nos puede quitar, haremos progresar este país tan chévere y maravilloso llamado Colombia.

Nos alegramos al ver nuevas caras en nuestras reuniones. ¿Entonces qué esperas? Aún queda mucho por hacer ¡Ánimo! ¡Nos vemos en el CED!